en femucor, infonoticias

 

El mutualismo como el cooperativismo tienen valores y una filosofía de vida maravillosa, que permite crear y construir sumando los esfuerzos y las ideas tras un objetivo común, mejorar la calidad de vida de la gente y por supuesto como resultado una mejor sociedad inclusiva y más justa. Pero estos valores y filosofía de la autogestión serian solo postulados, sino existieran entidades y personas que los hagan realidad, como sucede cada día en distintos lugares de nuestra provincia, a través del hacer de nuestras entidades mutuales.

Un ejemplo es el trabajo de integración horizontal que viene realizando el Grupo de Trabajo de las mutuales con proveedurías mayoristas de Alejo Ledesma, Arias, Monte Maíz, La Para, Balnearia, Villa María, Rio IV, Arroyito, La Tordilla, al que se suma los integrantes de la Mutual Vitivinícola (MUVI) de Fecovita Mendoza.

Propósitos y la primera compra

Se reunieron por primera vez vía Zoom el pasado 25 de Junio y allí dejaron sentada las bases de líneas de acción para integrar la actividad que llevan a cabo como compras en conjunto, para tener volumen y mejores precios donde el beneficiado final es el asociado mutual, integrar la logística para acortar las distancias y establecer un modelo de gestión, a partir de compartir las experiencias, que le de sostenibilidad en el tiempo.  No ha  pasado un mes de establecer estos propósitos cuando se ha hecho realidad el día 13 de Julio pasado se acordó y se concretó la primera compra en conjunto, logrando volumen y precios cuyos beneficiarios directos de esta integración serán los asociados de las entidades. Siempre se dijo que la debilidad del sector estaba en escasa o nula integración económica, hoy estas acciones marcan un nuevo mutualismo, una nueva visión basada en la confianza y la ayuda mutua.

 

 

Este concepto de mutualismo entre mutuales surgió casi naturalmente, nos explica el Cr. Pedro Ramos, quien es fiscalizador de FEMUCOR: “Solo tuvimos que coordinar las plataformas de trabajo. La primera propuesta surgió del encargado de compras de la Mutual Sarmiento de Alejo Ledesma, (el Sr Horacio Lagares), quien propuso adquirir un equipo completo de aceite comestible a precios más que convenientes. La forma de trabajo transcurrió casi sin inconvenientes, solo tuvimos que ajustar la logística, que es el único elemento que no dependía de las propias mutuales; una vez superado este obstáculo, la compra se pudo concretar muy rápidamente.”

Agrega el Cr. Ramos: “Día a día superamos las expectativas y llegamos un poquito más adelante en la cadena que va de la producción al consumidor asociado, estamos dejando sentado que el mutualismo es la herramienta que nos da esta gran posibilidad en beneficio de nuestros asociados, que no solo nos integra conceptualmente sino que lo hace más allá de las regiones y las provincias de este extenso país.”

EMPIECE A ESCRIBIR Y PRESIONE EL ÍCONO DE LA LUPA PARA BUSCAR

A %d blogueros les gusta esto: